Avanzan las obras de la nueva guardia que tendrá el hospital Central de Mendoza.

Radio Nihuil Mendoza
Martes 15 de Enero del 2019 a las 15:32 hrs

El ministro de Economía de la provincia junto al director del centro asistencial recorrieron los trabajos que se están ejecutando sobre calle Alem, en Ciudad. Martín Kerchner destacó que la construcción implica más de 350 millones de pesos de inversión con fondos del Presupuesto provincial. Se trata de un nuevo centro de guardia y trauma, único en el Oeste Argentino en materia de disponibilidad de espacios y tecnología, que contará con 6 quirófanos.

Martín Kerchner: Esta inversión en el Central va a implicar que vamos a tener una nueva guardia, con un centro de trauma único en el Oeste Argentino en materia de disponibilidad de espacio y tecnología, con 6 quirófanos, actualmente se está operando con dos, tres para emergencias, tres para ambulatorios, zona de recuperación. Está ya prácticamente para terminarse lo que es la lavandería, que la semana que viene se instalan los equipos, va a ser la lavandería más completa que va a haber en la provincia en materia de protección, porque una gran cantidad de las infecciones intrahospitalarias también tienen que ver con el movimiento de la ropa que se lava y se usa en los hospitales. La obra es de más de 350 millones de pesos, una inversión pura y exclusiva del Presupuesto provincial. Esperamos que junto con la lavandería del Central y el hospital Lagomaggiore, que también va a tener una primera parte en el mes de abril, y el Perrupato, el Schestakow, el Scaravelli, el Tagarelli y el Illia, todos los grandes hospitales de la provincia reciban la inversión más importante en infraestructura sanitaria que se ha hecho.  

 

Por su parte, el director del hospital, Ariel Herrera, dijo que la nueva guardia del Central aumentará significativamente la capacidad de resolución. Destacó que se cuadriplicará la atención de pacientes críticos en ese sector y que además habrá un área que estará reservada específicamente en caso de tener que afrontar una catástrofe.

 

Ariel Herrera: Van a haber unas 8 camas críticas, que van a pertenecer específicamente a la guardia, algo que hoy no tenemos, y todo lo que es la atención del paciente de guardia, que lo que hace este edificio es ampliar ostensiblemente la capacidad de resolución. Estamos hablando de que hoy no estamos preparados ante una catástrofe y esto vendría a resolver ese problema. O sea, estamos cuadruplicando la posibilidad de atención del paciente rojo, el paciente crítico, grave, y queda una parte que en caso de una catástrofe puede ser incluso usada, porque van a estar disponibles todas las bocas de oxígeno, de aspiración y demás, pero no van a estar usadas. Es un área que queda específicamente para el área de emergencia y en cualquier caso de emergencia la vamos a utilizar.