Es bajo el porcentaje de multas que cobra el Tribunal de Cuentas de Mendoza.

Canal 9 Mendoza
Mario Urzúa
Lunes 04 de Septiembre del 2017 a las 13:43 hrs

Entre 220 y 230 expedientes recibe Fiscalía de Estado cada año, y son casi 19 millones de pesos entre cargos y multas por los ejercicios 2015 y 2016, de los cuales hasta el momento sólo se ha cobrado unos 800.000 pesos. En Mendoza es el Tribunal de Cuentas el que audita absolutamente todo, organismos centralizados y descentralizados, incluidos los municipios.

Carlos Salvador Farruggia: Se van repitiendo las observaciones en determinadas cuentas, no en todas, hay cuentas que son muy problemáticas, entonces muchas veces tienen problemas contables, problemas que sin llegar a ser graves constituyen procedimientos que no están ajustados a la ley, entonces el Tribunal en esos casos o los sanciona con una multa o les da instrucciones para que corrijan esas situaciones. Aunque muchos organismos, debo decirlo, en el caso en general de los municipios mejoraron muchísimo todo lo que es el manejo de los recursos desde el punto de vista de las rendiciones de cuentas. Pero hay organismos muy complejos, como por ejemplo la Dirección General de Escuelas, que es el presupuesto mayor de la provincia y siempre hay algunos problemas de acomodamiento en el movimiento de los recursos, a ajustarse a la norma, entonces a veces surgen observaciones. Por ahí, el funcionario debe tomar decisiones urgentes, entonces no está seguro si lo que está haciendo está dentro de lo legal, pero como deben avanzar, avanzan y bueno y después por ahí se encuentran con las consecuencias de que el procedimiento no fue el correcto. Muchas veces ha ocurrido que aducen el criterio de urgencia, pero deben tener en cuenta que la urgencia debe ser demostrada y debe ser imprevisible. Si a un hospital se le rompe un equipo de diagnóstico, bueno, eso es una urgencia. Ahora, si es algo que deben reemplazarlo porque es viejo, ya no es urgencia, pueden prever con tiempo que hay que reemplazar ese equipo, entonces hay que llamar a licitación. O sea, hay que analizar casos concretos cuando hay urgencias.