La restricción de circulación nocturna obliga a reconvertirse a los salones de fiestas.

Canal 7 Mendoza
Pablo Gamba
Martes 06 de Abril del 2021 a las 13:35 hrs

Como se sabe, desde esta madrugada no se puede circular entre las 0:30 y las 5:30, lo cual afecta de lleno a los dueños de salones de fiestas, que son unos 150 en todo el ámbito provincial, y de quienes dependen alrededor de 20 familias en cada caso para que funcionen correctamente. Ellos dicen que necesitan seguir en actividad, seguir trabajando, por lo cual ante estas nuevas restricciones horarias solicitan a la comunidad que se adapte a este nuevo horario, ya que podrán seguir realizando eventos, pero entre las 12:30 y las 20:30. Es decir, casamientos, cumpleaños de 15 y eventos en general se podrán seguir concretando, pero en esa franja horaria y por supuesto con el tope de 250 personas y los protocolos previstos. También desde este sector insisten en que el mayor número de contagios se produce durante las fiestas clandestinas, puesto que en ese ámbito no respetan nada, ni distanciamiento, barbijos, etc. Diego Vieyra, de la Asociación de Salones de Fiestas de Mendoza, aseguró que están trabajando correctamente, cumpliendo todos los protocolos y que están muy preocupados por las restricciones horarias, porque los afecta directamente. Recordó además que ellos fueron una de las últimas actividades en habilitarse, recién en diciembre pasado, luego de un extenso período de 9 meses en el cual no pudieron trabajar. Le piden al gobernador que analice la realidad del sector y que no los afecten más de lo que ya los vienen afectando. En tanto, desde el Ministerio de Seguridad, aseguran que han llegado a desbaratar hasta 28 fiestas clandestinas por noche. Es por eso que estiman que estas nuevas restricciones horarias a nivel provincial facilitarán la tarea de control, ya que nadie que no sea esencial podrá circular de noche, con multas que van desde los 10.000 a los 50.000 pesos para quienes infrinjan la normativa. Acotaron además que durante el fin de semana largo de Semana Santa se multó a 102 conductores por manejar con alcohol en sangre.